Blefaroplastia

Dudas frecuentes sobre la blefaroplastia

Dudas frecuentes sobre la blefaroplastia

La blefaroplastia, también conocida como la cirugía de los párpados, es un procedimiento estético quirúrgico que tiene como objetivo mejorar la expresión facial, eliminar la mirada cansada, y aumentar la visibilidad en casos en que el exceso de piel en los párpados obstaculice la visión. Con técnicas avanzadas y mínimamente invasivas, esta intervención corrige las bolsas de grasa y los excesos de piel, proporcionando un aspecto más joven y revitalizado.

Se trata de una intervención cada vez más solicitada, tanto en hombres como en mujeres, y son varias las dudas que surgen en torno a la operación. ¿Deja cicatrices? ¿Cómo es el postoperatorio? ¿En qué consiste exactamente? El Dr. Antonio Mónaco nos ayuda a entender todos los detalles sobre la blefaroplastia contestando a las preguntas más frecuentes en torno a ella.

¿En qué consiste la blefaroplastia?

La blefaroplastia es la cirugía de los párpados. Se podría dividir en blefaroplastia superior, y blefaroplastia inferior. El objetivo de la blefaroplastia superior es sobre todo quitar el exceso de piel, si hay exceso de músculo, y la bolsita que aparece en la parte nasal del párpado. Esto permite rejuvenecer la mirada eliminando todos los excesos que a veces puede molestar al paciente en las pestañas, cuando se maquilla, o en los casos más extremos, puede afectar a la visión.

Con la blefaroplastia inferior tratamos sobre todo el exceso de grasa que se forma en la parte inferior de los ojos quitando solo una pequeña cantidad de piel, reposicionándola y estirándola.

Muchas veces ambos procedimientos se hacen en la misma cirugía y se tratan ambos ojos en la misma cirugía, dando un rejuvenecimiento completo de toda la zona.

¿Queda rastro de cicatrices alrededor de los ojos?

La blefaroplastia conlleva cicatrices muy ocultas. Por ejemplo, en la parte superior quedaría justo en el pliegue del párpado. Con el ojo abierto no se ve nada. Más una pequeña marca en el lateral.

En la inferior, se puede hacer con o sin cicatriz, una transcutánea o transconjuntival según el caso.

En ambas cirugías, tanto la superior como la inferior, las marcas son visibles en los primeros meses mientras que a partir del sexto mes o como máximo un año realmente son muy poco visibles, la piel es muy fina y es una de las mejores zonas donde nuestro cuerpo genera cicatrices.

¿Quién es el paciente ideal de la blefaroplastia?

No es que exista un paciente ideal, todos los pacientes pueden someterse a una blefaroplastia si hay indicación. Nos piden blefaroplastia sobre todo pacientes entre los 40 y 60 años, pero a veces hay pacientes jóvenes que también necesitan blefaroplastia inferior porque congénitamente presentan bolsas con edad joven.

En el paciente mayor hay que tener especial cuidado porque sobre todo en casos de blefaroplastia inferior tienen que ser valorados atentamente. Especialmente la fuerza del párpado inferior para evitar complicaciones.

¿Puedo volver a operarme en el futuro, aunque ya me haya hecho una blefaroplastia?

Poco pacientes vuelven a hacerse una segunda blefaroplastia porque los resultados suelen ser muy duraderos en los años. Por lo menos en los primeros 10 años es muy raro volver a operar a un paciente de la misma cirugía de blefaroplastia.

Ver esta publicación en Instagram

¿Cómo es el postoperatorio de la blefaroplastia?

En los primeros días, el paciente presenta algo de hinchazón alrededor de los ojos. Puede tener una mínima dificultad en abrirlos, y sensación como de ‘arenilla’ o de ojo seco. Son molestias que duran entre 24 y 48 horas para luego mejorar rápidamente.

Los morados que puedan aparecer suelen durar como máximo una semana. Y después de una semana o semana y media, el paciente puede volver más o menos a su vida normal, incluso incorporarse en el trabajo.

¿Qué tipo de anestesia se utiliza?

Según el paciente en el tipo de cirugía, la blefaroplastia se puede hacer desde una anestesia local que siempre desaconsejamos, a una anestesia local, más sedación profunda, de manera que el paciente no note nada durante la cirugía. O la anestesia general en el caso de blefaroplastias completas (superior e inferior) donde hay que reposicionar las estructuras porque son cirugías de gran detalle donde el mínimo movimiento puede molestar tanto al paciente como al cirujano.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *